¿QUE ES EL TRATAMIENTO A PRESIÓN?

En el tratamiento a presión los preservadores químicos son inyectados bajo presión en la estructura celular de la madera dentro de un cilindro herméticamente cerrado.

 

Como han demostrado las continuas pruebas prácticas realizadas por mas de cuarenta años por el Departamento de Servicios Agrícola Forestal de Estados Unidos (U.S. Department of Agriculture Forest Service), este procedimiento permite a la madera preservada mantener por mucho tiempo una barrera química contra las termitas y la pudrición. Varios fabricantes garantizan la resistencia de su madera tratada contra las termitas y la pudrición por un periodo de cuarenta años o más.

¿QUE PRESERVADORES SE USAN EN EL TRATAMIENTO DE LA MADERA?

En el procedimiento de tratamiento a presión se usan tres clases generalizadas de preservadores.

La madera tratada con preservadores al agua o hidrosolubles tienen una amplia variedad de productos y aplicaciones. Se usa, para interiores y exteriores, en estructuras residenciales, comerciales e industriales. Los preservadores hidrosolubles más comúnmente usados son Arseniato Cuproso Cromado (CCA), Quat Cuproso Amoniacal (ACQ) y Arseniato Cuproso de Cinc (ACQZ). Los productos de madera tratada a presión con preservadores hidrosolubles se usan en la construcción de terrazas residenciales y paseos entarimados, cercas, gacebos o glorietas de jardín, muelles o embarcaderos, estructuras para parques de niños, barreras del sonido en las autopistas, postes de señalización y del servicio público y paredes de retención.

La madera tratada a presión con CREOSOTA se usa principalmente para traviesas o durmientes de ferrocarril, postes para puentes de carreteras y guardabarriles, y estructuras marinas como muelles, diques,etc.

Las normas de la Asociación Americana de Preservadores de Madera (AWPA) definen las especies y productos para los que son adecuados estos y otros sistemas de preservación de la madera.